La elección de pantallas de LED para retransmitir acontecimientos requiere de un análisis detallado de lo que se está buscando para poder dar con el dispositivo más adecuado.

Hay que tener en cuenta que el mundo de las pantallas de LED es complejo para aquellos que no tienen experiencia en estas cuestiones y precisamente por ello la clave para encontrar el producto adecuado es contar con expertos en la materia que sean capaces de analizar las necesidades del cliente y en base a ellas recomendar el mejor producto.

Una de las cuestiones que más suele preocupar a quienes buscan alquilar o comprar pantallas de LED es la resolución óptima. Esta cuestión no tiene una respuesta única ya que la resolución va a depender de cuestiones como el tipo de imágenes que se van a proyectar en la pantalla o la altura a la que va a estar situada.

Existen pantallas de LED con diverso tipo de resolución, pero lo recomendable es escoger pantallas cuya resolución esté por encima de los 30.000 pixeles.

Otro aspecto importante es el relacionado con las distancias de visión mínimas y máximas. Si miramos una pantalla de LED desde demasiado cerca estamos perdiendo nitidez en las imágenes. Para calcular la distancia mínima idónea podemos multiplicar el número de píxel pitch por 0,750. El resultado obtenido será la distancia mínima que debe haber respecto a la pantalla para una buena visualización.

Estar demasiado lejos de la pantalla también puede suponer un problema a la hora de conseguir una buena visualización. Por lo general las pantallas de LED se ven bien desde una distancia que puede ser 20 o 30 veces superior a la altura de la pantalla, precisamente por ello este tipo de dispositivos son cada vez más usados en espectáculos como los conciertos a los que acude una gran cantidad de gente y no todo el mundo puede estar cerca del escenario.

Brillo, contraste y ángulo de visión son factores comunes por los que suelen preguntar las personas interesadas en pantallas de LED.

La cantidad de brillo recomendada para una pantalla de LED va a depender de si se va a instalar en interior o si va a ser una pantalla de exterior. Las pantallas instaladas al aire libre requieren de un mayor brillo para ofrecer una buena visión incluso cuando el sol incide sobre la pantalla. Tratándose de pantallas para interior, el brillo debe ser menor para facilitar la visión por parte de los espectadores.

El brillo guarda relación con el contraste. Las pantallas con más brillo requieren de una escala más alta de grises para mejorar la nitidez de la imagen.

El ángulo de visión correcto va a depender de factores como el lugar en que vaya a instalarse la pantalla, pero como norma general este tipo de pantallas suelen situarse entre 35 y 50 grados para facilitar el visionado.

A la hora de usar pantallas de LED en exteriores es mejor usar modelos de gran tamaño. Este tipo de pantallas se usan mucho en eventos musicales y deportivos, pero también son usadas como reclamo publicitario en las fachadas de negocios.

Para interiores, es mejor optar por modelos de pequeño tamaño y distribuir varias pantallas para facilitar la visión.

Shares
Share This