Los aficionados al deporte saben muy bien la importancia que pueden tener los marcadores deportivos y no sólo por el resultado que reflejan, sino también por toda la información útil que aportan.


El paso de los marcadores tradicionales en los que el resultado debía cambiarse de forma manual, a los marcados electrónicos, fue una gran avance para el mundo del deporte. Los marcadores tecnológicos permitían a deportistas y público tener mucha más información sobre el evento deportivo. Puntuación de los equipos o de los jugadores y tiempo de juego fueron los primeros datos que se introdujeron en este tipo de marcadores.

Con el paso del tiempo la tecnología ha evolucionado y hoy en día la tendencia es optar por marcadores deportivos que usan tecnología LED. Este tipo de marcadores reúnen múltiples ventajas en un único aparato.

La primera de sus ventajas es que pueden mostrar una cantidad mayor de información gracias al tamaño variable de las pantallas LED que se utilizan para hacer este tipo de dispositivos. En función del tipo de deporte de que se trate, estos marcadores pueden aportar información como el resultado, el tiempo de juego restante o incluso las faltas que se han cometido.

El uso de pantallas LED como marcador deportivo permite además dinamizar el evento deportivo con otras imágenes como repeticiones de las jugadas o visualización de la alineación de los equipos. Incluso facilita la práctica actividades para entretener al público durante los descansos, como las ya míticas “kiss cam” de los eventos deportivos estadounidenses.

Además de todo ello, los marcadores deportivos LED ofrecen una mejor calidad de visionado de los datos que muestran desde todos los ángulos del campo, resisten bien las diferentes condiciones meteorológicas y gracias a su bajo consumo energético refuerzan la eficiencia energética de las instalaciones en las que están ubicados, lo que supone un ahorro de dinero y un menor índice de emisiones contaminantes a la atmósfera.

Shares
Share This