La eficiencia energética se ha convertido en todo un reto para las empresas, no se trata sólo de ahorrar dinero sino de emitir menos emisiones nocivas a la atmósfera.


Las empresas y establecimientos ecológicos son cada vez más habituales. Esta tendencia no para de sumar adeptos y muchas empresas toman medidas para conseguir ahorrar a la vez que protegen el medio ambiente.

Las pantallas LED se han posicionado como una de las mejores medidas para conseguir ahorrar energía y contaminar menos. Ya no sólo se utilizan en grandes eventos, ahora su uso es cada vez más habitual en el mundo de la publicidad.

Las marquesinas de pantallas LED permiten a las empresas obtener más ingresos por publicidad, al poder ir variando de forma rápida y sencilla el contenido que muestran en la pantalla. Pero la publicidad en pantallas LED va más allá de las calles y está llegando también a los establecimientos comerciales.

Importantes empresas del sector textil que siguen la tendencia ecológica están llevando a cabo un proceso de sustitución paulatina de su cartelería impresa por pantallas LED. Estas pantallas hacen llegar al consumidor información importante como las últimas ofertas o bien le dan ideas para combinar y usar los diferentes artículos que vende la tienda.

Desde el punto de vista del marketing en el punto de venta, las pantallas LED tienen muchas ventajas para las empresas, pero también pueden ayudarles a ser más ecológicas. El uso de pantallas LED en el punto de venta evita el uso de cartelería de cartón, lo que supone un menor uso de productos nocivos como las tintas y un menor gasto de papel y cartón, lo que supone un índice menor de talado de árboles. La pantalla LED multiplica las funciones publicitarias de un cartel tradicional y además lo hace con un mínimo consumo energético y respetando el medio ambiente.

Shares
Share This